SHARE

Cuando Neil Magny se enfrente hoy a Robbie Lawler en el evento coestelar de UFC Vegas 8, se podrá decir que cerró un ciclo en su carrera.

Esto se puede afirmar pues, pese a que su interés por las artes marciales mixtas venga desde la secundaria, su convicción de ser peleador profesional nació cuando estudiaba la carrera de Justicia Criminal en la Universidad Southern Illinois, ya que comenzó a entrenar en un gimnasio cercano a esta escuela y se motivó para probar suerte de manera profesional. Este gimnasio pertenecía a Robbie Lawler.

Cuando me involucré por primera vez en las artes marciales mixtas, iba a la escuela en la Universidad de Southern Illinois en las afueras de St. Louis y en ese momento, Robbie Lawler, Matt Hughes y Marc Fiore abrieron un gimnasio llamado HIT Squad, que estaba justo al lado de donde yo iba a la escuela, así que pasé algún tiempo en mis primeros días de entrenamiento de MMA con Robbie Lawler, entrenando en su gimnasio, ese tipo de cosas.

Según Magny, esas sesiones de entrenamiento junto a un par de leyendas del UFC como Lawler y Matt Hughes fueron increíblemente difíciles, pero también lo ayudaron a comprender sus propias capacidades.

Magny dice que los peleadores profesionales nunca se lo tomaron con calma, lo que lo obligó a mejorar cada día que pasaba. Finalmente, Magny se mantuvo firme y eso le dio la confianza de que quizás una carrera dentro del Octágono estaba en su futuro.

El entrenamiento fue duro, recuerdo los días en el gimnasio y nunca fue fácil. Estaba en un punto en el que dije: ¿realmente quiero hacer esto para ganarme la vida? Lo que me dio la confianza para seguir las artes marciales como un trabajo de tiempo completo fue lo que experimenté en esa sala.

Practicar con muchachos como Robbie Lawler, Matt Veech, Brian Foster, ese tipo de muchachos, me hizo decir ‘puedes competir en el deporte y hacerlo bien’ y eso me motivó a seguir con el deporte y pensar que podría estar con los mejores del mundo.

Originalmente, se esperaba que Magny enfrentara a Geoff Neal este fin de semana, pero después de que el veterano de Contender Series terminara lidiando con una condición médica grave que lo llevó al hospital, Lawler se ofreció como reemplazo.

Magny estaba más que listo para enfrentar a Neal, pero la oportunidad de enfrentarse a un ex campeón como Lawler, quien silenciosamente tuvo una influencia tan masiva en su carrera, fue un verdadero honor.

Definitivamente hay momentos en tu carrera en los que sientes que pasas al siguiente nivel. Yo voy contra Robbie Lawler, siento que esta es una pelea de siguiente nivel para mí. Cuando entrené con él antes, me hizo saber que pude hacer esto a tiempo completo y ser alguien que podría llegar al UFC.

Ahora, en este punto, vencer a Robbie Lawler, me permite saber que puedo ser un campeón del UFC. Esa es la mentalidad con la que voy a entrar en esta pelea. Vencer a Robbie Lawler y saber que esta victoria hace mucho por mi confianza. Me permite saber que puedo estar con los mejores del mundo y que voy a ser campeón del UFC.

Si sale victorioso contra Lawler esta noche, Magny obtendría su tercera victoria sobre un ex campeón de UFC después de derrotar previamente a Johny Hendricks y Carlos Condit en peleas pasadas.

Por: Diego Meneses.

NO COMMENTS