SHARE

El actual campeón de peso pesado, Stipe Miocic, está acostumbrado a “apagar el fuego”. Como bombero voluntario -tarea que complementa con su carrera de peleador- ha trabajado al servicio de la gente en reiteradas ocasiones (y se lo agradecemos).

Pero lo que está haciendo ahora, al parecer, es “apagar el fuego de los fans”: especialmente, de cara a una posible revancha contra el peso pesado del momento, el camerunés Francis Ngannou (15-3).

“La pelea con Francis no es emocionante para mí”, declaró el actual Número 3 del ranking de los mejores libra por libra de UFC.

Y agregó: “ya di una clínica de 25 minutos sobre cómo vencerlo. ¡Quiero un nuevo desafío! Me encantaría boxear”

Estas declaraciones de Stipe Miocic se produjeron en el marco de una interacción en redes sociales con los fans, la clásica serie de preguntas y respuestas de Instagram. Obviamente, luego de sus palabras, se desató toda una tormenta de sensaciones por parte de los aficionados. Muchos le reprocharon a Miocic la posibilidad de medirse, nuevamente, con uno de los mejores peleadores del momento. Otros, en cambio, le dieron la razón y lo apoyaron en la búsqueda de nuevos desafíos; pero algunos, incluso, lo acusaron de “escaparle” al duelo con el camerunés por temor a no poder derrotarlo otra vez.

El propio Ngannou se animó a salir al cruce y responder en Twitter: “¿Me estás evitando?”

Pocos peleadores tienen una carrera tan exitosa como Stipe Miocic, con un récord favorable de veinte victorias y solo tres derrotas, y un título actual que cuenta con un plus: no solo es el rey de los pesos pesados de la UFC sino que, en la cuenta “libra por libra”, únicamente es superado por Jon Jones (26-1) y Khabib Nurmagomedov (28-0).

En el pasado, ya supo derrotar a Francis Ngannou, allá por enero del 2018, en el UFC 220 gracias a una decisión unánime.

Veremos ahora si habrá o no revancha para el bombero croata, campeón del pueblo, que al parecer busca desafíos diferentes a los que pide el “hype” de la gente.

NO COMMENTS